Tomada de la edición impresa del Viernes, 02 Septiembre 2011

Las ‘Divas’ de la rockola ecuatoriana

Jenny Peñafiel, Jenny Rosero y Clarita Vera admiran al ‘ídolo colombiano’ Alci Acosta

Las ‘Divas’ de la rockola ecuatoriana
De izquierda a derecha: Jenny Rosero, Jenny Peñafiel y Clarita Vera.

Redacción / Guayaquil

El Ecuador entero las conoce. No hay cumpleaños, graduaciones o matrimonios, donde no se escuchen sus temas. Y es que la música ‘cortavenas’ que ellas interpretan llega a lo más profundo del alma.

Jenny Rosero, Jenny Peñafiel y Clarita Vera, son las damas de la rockola ecuatoriana, cuyas voces han traspasado fronteras.

En varias oportunidades las cantantes han compartido escenario con el ‘ídolo colombiano’ Alci Acosta, a quien consideran su amigo por la gran influencia que ha tenido en sus carreras artísticas.

Ninguna de las tres quizo revelar su edad, pues prefieren que el público las reconozcan por su talento y carisma en el escenario, y no por los años que cumplen.

Es que este trío de mujeres tiene tanto en común, sus amistades, sus éxitos fuera del país y, sobre todo, su amor por la música bohemia.

Jenny Rosero

‘La reina de la rockola’

‘La reina de la rockola’, Jenny Rosero, nació en Milagro (Guayas), donde continúa viviendo junto a su familia. Sus primeros pinitos los dio cuando solo era una niña de 9 años. En algunas estaciones radiales ganó varios concursos, y fue de esta manera que se dio a conocer en Guayaquil, inicialmente.

A sus 13 años lanzó su primer disco de música nacional. Cinco años más tarde grabó 12 boleros románticos.

Después de un tiempo, la suerte y la vida de Jenny Rosero cambiarían. Ocurrió cuando incursionó en la música rockolera, un género de gran aceptación popular que en esos años estaba desplazando al pasillo y al bolero romántico. Graba ‘La reina de la rockola’, un disco con canciones como: ‘Dime quién fue’, ‘Llorarás’, llorarás’, ‘Compárame con ella’, etc.

“Los temas de ese disco todavía siguen vigente y desde entonces se me conoce como ‘La reina de la rockola’”, afirma la cantante, quien cree que la rockola, por ser un bolero rítmico de letra impactante, llega al corazón de la gente y la incentiva a tomarse unos traguitos.

Uno de los momentos más emotivos que recuerda de su carrera artística fue cuando compartió escenario junto a Alci Acosta, en el marco del festival internacional de la rockola efectuado en Nueva York, de quien dice sentir admiración por el artista colombiano, con quien conserva  una gran amistad.

Jenny Peñafiel

‘La gata de la rockola’

Su carrera artística empezó en Radio Cristal. Participó en varios concursos y obtuvo muchos reconocimientos.

Aunque la música rockolera la apasiona, empezó interpretando pasillos y valses. Un gran momento en su trayectoria fue cuando unió su voz a la de Aladino en algunas canciones. La actuación de este par se convirtió en todo un show durante muchos años.

El tema ‘Penas’ es el ‘himno’ de esta pareja rockolera, pues no solo que fue escuchada en el país, sino en los grandes escenarios de Estados Unidos y Europa.

“Me siento orgullosa de que a pesar del tiempo que ha transcurrido la gente me tenga presente y me siga aplaudiendo”, añade.

Cada interpretación de Jenny Peñafiel, es dedicada al género masculino, con un cariño muy peculiar. “Yo les digo las cosas a los hombres a través de mis canciones. Es que no hay mujer que no haya tenido a su lado un marido traicionero, que la haya dejado por otra, o sufrido decepciones”.

Al ídolo Alci Acosta lo considera su amigo.  “Es un caballero; su estilo y su voz es única. Me siento orgullosa de haberme presentado junto a él en varios eventos”, manifiesta.

Clarita Vera

‘La morenita de oro’

‘Todo o nada’ fue la primera canción rockolera que grabó ‘La morenita de oro’, Clarita Vera. Con este tema se dio a conocer a nivel nacional, pero con ‘Mis primeras lágrimas’ y ‘Un resbalón no es caída’, se proyectó internacionalmente.

“Me considero una artista de calidad internacional, pero siento que aún me falta mucho”, añade Clarita.

Su estilo, a la hora de interpretar sus temas, es muy jocoso. Y es que la artista, de raíces esmeraldeñas, brinda todo un show cuando se sube a una tarima.

Su carrera comenzó cantando pasillos y albazos. Pero asegura que entonar música rockolera fue todo un reto. “El compositor Washington Medina me propuso interpretar ritmo popular y yo acepté, aunque con un poco de nervios, lo importante es que cada vez amo más la música bohemia”, expresa.

Estados Unidos y Europa son los mercados donde más ha llevado sus melodías. Con Alci Acosta tuvo la oportunidad de compartir algunos escenarios.

 Hace apenas unos días terminó de grabar su nuevo material discográfico. “La masterización y la impresión de los discos se realizó en Colombia. En este álbum hay 10 temas originales como ‘Viejo verde’ y El vagoneta’”, concluye. (JCY)

© 2014 Todos los derechos reservados. Se prohíbe la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el consentimiento del diario.