Tomada de la edición impresa del Miércoles, 15 Febrero 2012

Menores son más propensos a la leucemia

Hoy se celebra el Día Internacional del Niño con Cáncer. Hospitales realizarán eventos para homenajear a los pequeños luchadores

Menores son más propensos a  la leucemia
Foto: Karly Torres
Los menores deben recibir diferentes tratamientos para sobrellevar su enfermedad, entre ellos, cirugías, quimioterapias y radioterapias. Además, deben acudir de forma periódica a realizarse chequeos médicos.

Gabriela Arce/ Guayaquil

 

La leucemia que le detectaron hace aproximadamente cuatro años no fue impedimento para que el pequeño Erick Ortiz, oriundo de Machala,  continúe su vida con optimismo, inyectara esperanza en sus familiares y lograra enfrentar con valentía su enfermedad.

Ortiz, quien en el 2007 presentó síntomas de fiebre elevada y dolores en las articulaciones, recibió atención médica inmediata en las instalaciones de la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer del Ecuador (Solca). Allí, los doctores lo evaluaron y lo sometieron al tratamiento de quimioterapia.

Su madre, Mayra Samaniego, aún recuerda con tristeza aquellos días de dolor y angustia, pues su criatura apenas contaba con cinco años de edad cuando le administraron medicamentos antitumorales para destruir las células cancerígenas de su sangre.

“Mi chiquito quedaba sin energía, le cambiaba mucho el humor y vomitaba constantemente. Yo ya no aguantaba más observarlo en ese estado. Gracias a Dios todo parece solucionarse. Él solo acude a Solca para realizarse controles”, expresa Samaniego.

Entre risas, saltos y sus ocurrencias, Erick (9) señala que desde hace un año que no lo someten a quimioterapias orales ni intravenosas. “Ya no se me va a caer el cabello porque dicen que ya estoy bien. Los médicos me van a revisar después de dos meses”.

Esta declaración fue ratificada por Luis Espín, médico del Área de Oncopediatría, quien asegura que el menor ya se encuentra en estado de remisión y que, si en los próximos cinco años no sufre una recaída, Erick estará curado completamente.

“Ya está en remisión. Es decir, el paciente presenta ausencia de un cáncer activo o de su misma enfermedad”.

Como Erick, existen alrededor de 40 pacientes diarios que se atienden en el Área de Consulta Externa de Solca, mientras que en Hospitalización son evaluados aproximadamente 35 pequeños.

Espín explica que la leucemia es el tipo de cáncer con mayor incidencia en América, Europa y Asia. A continuación están los linfomas (ganglios) y los tumores en el sistema nervioso central (cerebro y médula espinal).

“En Guayaquil, cada año recibimos 219 casos nuevos de cáncer. Ante esta situación, es necesario que los padres tomen conciencia de la importancia que implica la detección temprana. Mientras más rápido sea el diagnóstico, más probabilidades de curación tendrá el pequeño”, explica el galeno.

 De igual manera opinó Doris Calle, oncóloga pediatra del hospital de niños Francisco de Ycaza Bustamante, de Guayaquil, quien señala que alrededor del 70% de los niños con cáncer puede curarse si la valoración y el tratamiento son tempranos.

“Es fundamental que los menores acudan frecuentemente al médico. En ocasiones, las quejas habituales de los pequeños pueden ser síntomas de cáncer. Aquí, en Ecuador, la mortalidad por esta enfermedad está en un 50%. Esta cifra es realmente alarmante”, señala Calle.

Síntomas

La oncóloga explica que los síntomas persistentes de mancha blanca en los ojos, estrabismo, ceguera, fiebre prolongada por más de dos semanas, pérdida de peso, palidez, fatiga, dolor en los huesos, articulaciones, espalda y fracturas con facilidad son señales de alarma  que, posteriormente, pueden desencadenar en un problema de cáncer.

También los sangrados fáciles, dolores de cabeza por más de dos semanas con o sin vómitos y hematomas deben ser tomados con seriedad. Los padres son los responsables de trasladar a sus hijos a los centros de salud más cercanos a su hogar y descartar que se trate de carcinomas.

Calle indica que, durante el 2011, la casa asistencial atendió a alrededor de 35 niños con tumores sólidos. Es decir, que se encuentran localizados en el cerebro, los riñones y linfomas (ganglios). Hasta las primeras semanas de febrero, el hospital recibió 15 casos nuevos de este tipo.

Indica que, debido a que aún se trabaja en la ampliación del Área de Oncología, los médicos deben derivar a los menores con leucemia a otros centros de Salud como Solca.

Actualmente, el hospital cuenta con dos oncólogos-pediatras, un consultorio y la Unidad de Hospitalización del Día, en donde se realizan tratamientos ambulatorios. Allí, los médicos y enfermeras cuentan con seis camas para atender a los niños con cáncer.

Melanie Castillo, de 10 años, es una de las pacientes que se atienden en el nosocomio. Ella sufre de cáncer en el estómago y acude, desde septiembre pasado, a los constantes chequeos médicos y los tratamientos de quimioterapia.

La pequeña, quien habita en el cantón Durán, presentó los síntomas de fiebre prolongada, constantes vómitos, pérdida de peso y del apetito. Su madre, Ketty Vinueza, señala que, gracias a la atención gratuita, ella puede chequear a su hija.

“Nosotros no contamos con recursos. Sin embargo, en los hospitales públicos nos atienden bien.  Aún me encuentro asustada porque mi pequeña bajó mucho de peso”, señala la progenitora.

Con el propósito de prevenir a los padres de familia e informarles sobre los posibles síntomas que pueden ser signos de cáncer, el hospital de niños Francisco de Ycaza Bustamante realizará hoy, a partir de las 08:30, una casa abierta.

El evento, que se efectuará en las instalaciones de la casa asistencial, contará con varios stands donde se dará a conocer más sobre la enfermedad y los diferentes tratamientos que existen, tales como cirugía, quimioterapia y radioterapia.

Solca, por su parte, organizó un homenaje para aproximadamente 60 menores con cáncer. Ellos tendrán una mañana llena de entretenimiento, en la que podrán disfrutar de títeres, juegos y la entrega de una medalla por su valiosa lucha.

Además, la casa asistencial inaugurará hoy el laboratorio de Histocompatibilidad, en donde se podrán realizar las pruebas de compatibilidad a los posibles donantes de médula.

 

Cuidados para niños oncológicos

 

* Evitar lugares con mucha afluencia de público. De esta manera, el pequeño no contraerá cualquier virus o bacteria.

* Alimentarlos  en base a frutas, vegetales, proteínas. Así, el niño se mantendrá sano y con las defensas altas.

* No permita que el menor se mantenga cerca de lugares insalubres. Él podría ser víctima de cualquier otra enfermedad.

* Es necesario que el niño acuda con frecuencia al médico y en las consultas programadas.

* La unión familiar es fundamental para superar este tipo de enfermedades que, en la mayoría de los casos, afecta a todos los habitantes de la casa.

© 2014 Todos los derechos reservados. Se prohíbe la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el consentimiento del diario.