Tomada de la edición impresa del Sábado, 30 Julio 2011

Jenny Rosero ‘La Reina de la Rockola’

“La Guayabita es un himno para muchas mujeres ecuatorianas. No hay una presentación en que no deje de interpretarla -por lo menos- 3 veces”, señaló la artista

Jenny Rosero ‘La Reina de la Rockola’
Foto: Karly Torres
Jenny Rosero, quien inició su carrera artística desde los 9 años, se muestra humilde a pesar de sus éxitos musicales. Ella agradece al apoyo de su equipo de trabajo.

Redacción / Guayaquil

Janeth Maricela de Fátima Rosero Cruz es su nombre de pila, sin embargo desde pequeña su familia la llamaba Jenny, nombre con el que adoptó artísticamente.

Inició su carrera musical a los 9 años en Radio Atalaya de Milagro, su ciudad natal, gracias a varios concursos de aficionados en los que interpretaba pasillos, entre ellos ‘Lirios marchitos’, ‘Adoración de amor’, etc.

Rosero recuerda que en esos tiempos los jurados eran muy exigentes; asimismo señaló que su madre fue un pilar fundamental en el impulso de su carrera, que inició cuando ganó un concurso.

Hoy, ‘la Reina de Rockola’, en entrevista con Diario PP cuenta sobre sus vivencias.

¿En qué se inspira para ponerle pasión a sus interpretaciones?

Yo transmito el sentir de las mujeres, me inspiro en  las vivencias de mis amigas o en un espejo familiar. Además, mi rockola es un poco fina porque no va a lo vulgar, le pongo sentimiento. No solo le canto a la traición y al despecho, también le canto al amor.

¿Quién descubre a Jenny Rosero?

Mis inicios fueron desde pequeña, pero quien me dio una oportunidad fue Efraín Calle, en el año 1987. Tenía 18 años cuando grabé mi primer long play de música nacional, bajo el sello Prodiscos.

¿En qué año y con qué canciones se dio a conocer?

Fue a finales de 1987, cuando grabé mi primer disco de rockola. El tema central fue ‘Dime quién fue’, de un compositor quiteño, más los éxitos agregados ‘Llorarás, llorarás’, ‘Lo tuyo no es amor’, ‘Nuestro hijo’, ‘Los dos perdimos’, ‘Compárame con ella’, ‘Mi rival’.

¿Usted compone?

Yo soy intérprete, no compositora, pero le pongo sentimiento y trato de transmitir lo que grandes compositores ecuatorianos plasman es su letras.

¿Cómo llega el seudónimo ‘La Reina de la Rockola’?

El público ya me conocía y cuando me presentaba decían Jenny Rosero, simplemente Jenny, pero Miguel Cumba Delgado manifestaba que había que agregarle a mi nombre algo que me represente. Desde entonces  me bautizó como ‘La Reina de la Ro-ckola’.

¿Qué significa para usted ser la ‘Reina de la Rockola’?

Es demasiado peso. Sin duda alguna, me ha tocado mucho trabajo ganarme ese seudónimo, pero también  el sacrificio ha valido la pena.

¿Cuándo cree que llega el repunte musical de su carrera?

A los 18 años, cuando grabé para la casa disquera Fediscos, bajo el sello Ónix, en JD Feraud Guzmán, con ‘Irreemplazable’ y ‘La Guayabita’.

¿Su mayor satisfacción?

Que Jenny Rosero es del Ecuador. A pesar del regionalismo en nuestro país, gozo con la simpatía de la Costa, Sierra, Oriente y la Región Insular; por ello, cada vez que viajo fuera del país puedo llevar una parte, a través de mi música,  a todos esos valientes ecuatorianos que están lejos de los linderos patrios. Además aprovecho para enviarles a ellos saludos y fuerzas.

¿Si  no  cantara, a qué se dedicaría?

Sería una abogada, claro si hubiera seguido con mis estudios, los que abandoné para dedicarme a mi profesión.

¿Lo más duro de su carrera?

Fueron mis inicios cuando me tocó pasar por cosas desagradables, esperar horas para que me tomaran en cuenta, pero nunca decaí.

¿Qué considera lo más lindo de la carrera?

Ganarme el cariño de la gente.

¿Cuáles son sus virtudes?

Ser agradecida, sincera y tener humildad, porque vengo de una familia muy pobre.

¿Cuál es la clave del éxito?

Valorar el trabajo del grupo que está tras una producción; ser constante y fuerte.

¿Con qué tema se identifica?

Con ‘La guayabita’, porque es como un himno para muchas mujeres. Esta es una canción que cuando me presento me toca cantarla hasta 4 veces porque me la piden. No me molesta, al contrario, lo hago con gusto.

¿Cómo es Jenny con sus fans?

Yo agradezco el apoyo de mi público, soy muy recíproca con los que me siguen, porque sé muy bien que la artista que soy es gracias a ellos. Asimismo, les agradezco a los medios, a la radio, la televisión y a los diarios como el PP, que no olvidan al talento nacional.

¿Cuántos hijos tiene?

Tengo 3 hijos: Johnny, de 20 años; Luisa, de 19; y, Diego, de 18.

¿Cómo es Jenny, la mamá?

Soy muy consentidora, pero también bien estricta. Mis hijos saben que eso es necesario para su educación.

¿Alguno de sus hijos desea seguir sus pasos?

Sí, mi hija Luisa, quien tiene una voz bonita y muy melodiosa; pero yo deseo que primero termine con sus estudios en la Universidad. Luego de esto estaría como mamá dispuesta para apoyarla.

¿Cómo es Jenny, la esposa?

Mi pareja se llama Johnny Beltrán, tenemos 21 años de casados.  Como esposa me encanta consentirlo y cocinarle su plato preferido el seco de gallina criolla.  Su apoyo ha sido fundamental para mantener nuestra relación.

¿Algún día se imaginó llegar tan lejos?

Siempre me fijé metas. Sabía que quería ser cantante, soñé con estar en lo más alto de la carrera, ganar y labrar mi propio nombre artístico; viajar y dar conciertos en varias partes del mundo. Con la ayuda del público he podido lograr todos  mis anhelos.

Actualmente la intérprete promociona su nuevo disco, ‘La Reina de la Rockola’, que tiene 13 canciones inéditas y covers. Esta grabación cuenta con arreglos de los hermanos Vera y Naldo Campos, y como invitado tiene a Lucho Silva en el saxo en el tema ‘El Aguacate’. “Este pasillo lo grabé para darle un mensaje a la juventud, pues no quisiera que se olviden de la música nacional, sino más bien darle realce”, dijo la artista.

© 2014 Todos los derechos reservados. Se prohíbe la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el consentimiento del diario.