Tomada de la edición impresa del Miércoles, 16 Noviembre 2011

Laura Suárez una mujer positiva

La actriz piensa retornar al país el próximo año para realizar un corto proyecto artístico

Laura Suárez una mujer positiva

Katherine Lucín / Guayaquil

Carismática, amable, dócil y única son algunas de las múltiples características que dan varios de los amigos de la actriz argentina Laura Suárez, quien vivió desde su infancia en Ecuador y ve en Guayaquil su cuna o ciudad natal.


Hija del consagrado actor Ernesto Suárez y de la también actriz y directora de televisión Tati Interllige, creció y se desarrolló entre las tablas y la televisión. No obstante, la pasión y el esfuerzo de sus padres fueron el ejemplo que ella siguió para destacarse en la carrera actoral.


Suárez, en una entrevista telefónica desde Buenos Aires-Argentina, habló para los lectores del Diario PP contando sus vivencias y su historia actoral, además de su fortaleza  para combatir una dura enfermedad.

 

¿Qué significa ‘El flaco Suárez’ en su vida?
Además de ser mi padre, mi maestro, un gran ejemplo a seguir. Un hombre con garras, apasionado de su trabajo, un gran actor y ejemplo de disciplina, voluntad generosidad y solidaridad.


¿Y Tati Interllige?
Mi segundo pilar, mi madre una gran mujer, además de ser una de las mejores directoras del país que generó grandes y destacados talentos que marcaron una gran época televisiva, creadora de un producto ciento por ciento nacional, de gran gusto y aceptación popular como lo fue ‘Mis adorables entenados’, de Ecuavisa.


¿A qué edad empezó a actuar?
En teatro a los 4 años, en la televisión a los 14.


¿Cómo ingresó a la pantalla chica?
Carlos Icaza me hizo la propuesta para ingresar a ‘Mis adorables entenados’, acepté y ahí realicé algunos capítulos.


¿Considera que el haber sido hija de reconocidos actores le ayudó en su carrera?
Sí, pero más que eso lo que influyó fue haber aprendido las bases de trabajo que ellos me enseñaron, como el tener una buena disciplina, el desenvolvimiento escénico y el amor por la mística del arte. Pues de nada hubiera servido ser hija de grandes artistas, si no hubiera tenido el talento y los pies bien puestos sobre la tierra.


¿Qué es  lo que más admira de sus padres?
El  trabajo y esfuerzo; yo crecí viéndolos laborar por largas horas, perfeccionando  cada detalle de la escenografía para dar un buen espectáculo. Además de sus valores morales, ya que ellos me enseñaron con el ejemplo, la grandeza que hay en los seres solidarios.


¿Por cuántos años actuó?
Tuve la dicha de actuar por 25 años. Lamentablemente ya no puedo hacerlo por mi enfermedad.


¿Qué enfermedad tiene y hace cuántos años se la detectaron?
 Esclerosis múltiple (EM), es una enfermedad del sistema nervioso que afecta al cerebro y la médula espinal. Lesiona el material que rodea y protege las células nerviosas. La lesión hace más lentos o bloquea los mensajes entre el cerebro y el cuerpo.
Me la detectaron hace diez años. Nadie conoce la causa de esta. No existe una cura para la EM, pero las medicinas pueden hacer más lento el proceso y ayudar a controlar los síntomas.


¿De dónde saca fuerzas para combatir su enfermedad?
Siempre me he caracterizado por sacar lo positivo de lo negativo y esta no es la excepción.


¿Qué es lo positivo, para usted en estos momentos?
Dios me bendijo siempre dándome más de lo que me merecía. Considero que triunfé en mi carrera actoral, hecho que me llena. Y a pesar de que tengo una grave enfermedad agradezco a Dios porque tengo un techo, comida, unos hijos hermosos y dos hijastros maravillosos, una pareja que me apoya, unos padres que me aman, amigos espectaculares, una suegra y sobrina que me cuidan. Dios es grande, y ahora yo valoro lo que tengo día a día.


¿Cómo está su relación con el exjugador Marcelo Morales?
Muy bien, mi esposo me ama y me apoya, vivimos con nuestros hijos como una familia normal, con sus roces normales, pero que son superados como en toda familia.


¿ Y la relación con los hijos de su esposo?
Ellos viven con nosotros, desde el divorcio de sus padres, yo los quiero mucho porque son chicos muy buenos y sanos.


¿Su amistad con Oswaldo Segura, se mantiene?
Si, yo lo amo, no solo porque es el padre de mi hermano Ángelo, sino porque siempre fue un gran apoyo en mi vida.


¿Qué es lo que más extraña de su carrera?
Los amigos, si hay algo invalorable que me dejó la actuación fueron las grandes amistades, desde los técnicos hasta los talentos de pantalla.


¿Ha pensado realizar algún proyecto artístico?
Sí, el próximo año iré a Ecuador, realizaré aunque sea algo pequeño o sumamente rápido, tal vez una aparición de minutos, pero lo haré.


Laura Suárez se despidió de nuestros lectores entregándoles un mensaje positivo: “siempre busquemos la luz por más oscuro que parezca el camino, besos y bendiciones a todos”.

  • Visitas: 9190
© 2014 Todos los derechos reservados. Se prohíbe la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el consentimiento del diario.