Tomada de la edición impresa del Jueves, 30 Agosto 2012

Escalafón preocupa a docentes universitarios

Ser PhD será indispensable para impartir clases en instituciones de Educación Superior, según nuevo reglamento

Escalafón preocupa a docentes universitarios
Foto: Pilar Vera
René Ramírez, presidente del Consejo de Educación Superior, encabezó el debate del tercer borrador del nuevo reglamento.

DIANA HOLGUIN ∙ GUAYAQUIL

La obtención de un título de PhD, entre los requerimientos para poder ejercer la docencia en universidades, es una de las condiciones rechazadas por los profesores, según René Ramírez, presidente del Consejo de Educación Superior (CES).

Además, un profesor titular principal estará obligado a tener prestigio científico, cuatro obras relevantes o artículos indexados, dirección de cuatro tesis de Maestría, ser miembro del Consejo Editorial de la revista indexada y ganar un concurso de merecimientos y oposición.

Estos requisitos deberán cumplirse en un plazo de tres años, mientras que para ser PhD, habrá un periodo de cinco años, es decir hasta el 2017.

Sin embargo, el rector de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol) Moisés Tacle, cree que el plazo es insuficiente. “Implica que todos los profesores de la universidad se vayan a hacer un doctorado y eso es imposible, no solamente porque demanda una cantidad enorme de recursos financieros, sino que nos quedaríamos sin maestros”, manifestó.

Ante la oposición de algunos profesores sobre este tema, el CES tomó la decisión de sacar una oferta exclusiva para que puedan obtener dicho título mediante becas para personas de todas las edades, explicó Ramírez.

Los maestros que realicen los posgrados durante los dos años, que dura la beca, seguirán recibiendo su salario, dependiendo de la universidad.

“Más oportunidades no existen en ninguna parte del mundo para fomentar que las personas terminen su carrera de doctorado”, agregó.

Otra política que se implementaría, recae en el sistema de jubilación, en la que el Gobierno pagará en su totalidad el retiro de personas mayores a 70 años que trabajen en universidades de categoría A.

Para el resto de universidades se otorgará un crédito subsidiado: el 60% lo cubre el Estado y el 40% paga la institución con crédito, en el caso de profesores, según Ramírez.

A su vez, el Gobierno cubrirá el 70% de los gastos del personal administrativo y el 30% lo pagará la universidad.
El desembolso estimado para este grupo de personas es del 10%, lo cual representa 60 millones de dólares.

Para Tacle, el tema de jubilación no está esclarecido y considera que la edad para su retiro no debe tener límites.

“El hecho de que un profesor cumpla más de 70 años no lo inhabilita para que siga haciendo un aporte a la academia, hay unos que merecen seguir en la universidad muchos años más, aunque hay otros que ameritan que se vayan a su casa lo más pronto posible”, manifestó.

Estas y otras políticas se presentarán en el nuevo reglamento del Escalafón y Carrera del Profesor e Investigador del Sistema de Educación Superior, el cual fue socializado el lunes pasado en la Espol, previo a la presentación oficial que será a fines de septiembre.

El titular del CES, René Ramírez, estima que este es uno de los reglamentos más importantes para modificar el sistema universitario, en el que el eje principal son los docentes.

© 2014 Todos los derechos reservados. Se prohíbe la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el consentimiento del diario.