Tomada de la edición impresa del Lunes, 18 Marzo 2013

Primer Centro Emblemático en Guayas

La obra, que será entregada en abril, forma parte de los 250 centros infantiles que se construirán este año; y 1.000 hasta el 2016

Foto: José Morán
La atención a los niños y niñas está basada en comodidad, seguridad, buen trato, alimentación sana, oportunidades y espacios para la recreación y educación inicial.

DIANA HOLGUÍN ∙ GUAYAQUIL

Sobre un área de 900 metros se alista la implementación del primer Centro Infantil del Buen Vivir (CIBV),  que acogerá a 60 niños menores de 3 años para su cuidado y desarrollo integral.

Dicha edificación consta de cinco áreas para el aprendizaje: un comedor, una zona de recreación, enfermería y baños (adecuados con lavamanos a 50 centímetros del piso), todas construidas bajo estándares de calidad.

En cada salón se implementará el rincón de arte (teatro, música, expresión corporal, área lúdica de comunicación y lenguaje), ambiente de construcción, descanso y aseo, mientras que en los exteriores habrá juegos infantiles, túneles y huerta.

Ubicado en el Guasmo Sur, el local contará con seguridad durante las 24 horas y en un terreno contiguo se levantará una Unidad de Policía Comunitaria (UPC).

La obra, que es impulsada por el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), contó con una inversión de alrededor de $ 309.000, como cumplimiento a uno de los ejes de la política pública de Desarrollo Infantil.

Este CIBV será el primer emblemático de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) y de todo el territorio nacional.

Christian Sojos, coordinador del Distrito 1, explicó que el centro forma parte de las 250 unidades que se construirán este año en el país y de las 1.000 que se prevé estén listas para el 2016.

“El Estado quiere que todas las unidades lleguen a este nivel, pero para ello se necesitan espacios comunitarios. Se están haciendo muchas gestiones porque el servicio es para la comunidad”, expresó Sojos.

El personal que formará parte de la nueva institución estará conformado por profesionales especializados en párvulos.

“Todo está diseñado y planificado de acuerdo a las necesidades de los niños”, agregó Sojos.

Los menores que actualmente son atendidos en el CIBV N° 17,  Corazón de Jesús, serán trasladados a la flamante infraestructura que será inaugurada en abril.

La coordinadora del centro, Rosa Elena Báez, comentó que las promotoras de cuidado se encargan de desarrollar el área cognitiva de los niños, al igual que las habilidades entre las que se destaca la motricidad fina y gruesa.

“Se les da además una rutina diaria que también se socializa con  los padres para que los fines de semana la puedan aplicar”, expresó.

La rutina consiste en el desayuno en las primeras horas del día, luego a las 10:00 un refrigerio, posteriormente, entre 11:30 y 12:30, de acuerdo a las edades, almuerzan y antes de irse reciben otra dotación que puede ser fruta o colada.

Asimismo los infantes son atendidos en el cuidado físico. “Se los baña, se les enseña a cepillarse los dientes, también el proceso de dejar el pañal, que aprendan a decir que tienen ganas de ir al baño, dejar el biberón, tomar en vaso... Todo eso es un proceso que se va dando poco a poco”.

De esta forma ayudan a los padres que trabajan o a las madres solteras que no tienen con quién dejar a sus bebés y viven en situaciones de pobreza.

Báez indicó que al término del proceso los menores están preparados para la educación inicial. “Salen muy hábiles, saben muy bien manejar su pinza dactilar. Sus motricidades gruesas están muy desarrolladas”.

Así ocurrió con el mayor de los hijos de Fernando Reyes. Se trata de Kevin, que inició en el centro cuando tenía apenas un año.

Debido a su trabajo nocturno como guardia de seguridad y a la labor de su esposa en horario de oficina, lo colocó en manos de las promotoras y mencionó que obtuvo un buen desarrollo.

“En el primer día de clases no lloró, no se puso nervioso, ya fue con conocimientos básicos”. Por ello, luego de seis años, su segundo hijo -de 2- también acude al centro.

La calidad a niños y niñas, basada en la comodidad, la seguridad, el buen trato, cuidado amoroso, alimentación sana, oportunidades y espacios para la recreación y educación inicial, son los ejes fundamentales de los CIBV.

© 2014 Todos los derechos reservados. Se prohíbe la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el consentimiento del diario.