Tomada de la edición impresa del Miércoles, 18 Abril 2012

De Quito al Valle en tren elevado

El proyecto está listo, costará alrededor de 270 millones de dólares, el pasaje será de 0,40 centavos y 16 minutos demorará el recorrido.

De Quito al Valle en tren elevado

Silvia Vásquez / Quito

 

Movilizarse desde el Valle de los Chillos hacia Quito, a partir del 2015, será posible a través de un moderno e innovador sistema de transportación. Los municipios de Rumiñahui y Mejía, en conjunto con el Consejo Provincial de Pichincha, presentaron el proyecto para crear un tren elevado que unirá a la urbe con el Valle con una inversión de 270 millones de dólares.

La importancia de este proyecto radica en que el 70% de la población se dirige a Quito por estudios y/o trabajo. Entre El Valle y la ciudad se realizan al día 50.265 viajes de vehículos livianos y 4. 564 de buses urbanos.

Por ello, el sistema busca solucionar la movilización de más de 100 mil personas que a diario se trasladan entre la Capital y el Valle. Para el efecto, se debe construir una estructura de concreto elevado sobre la cual se montan rieles y vagones, que no ocupan los espacios viales actuales.

La ruta prevista, según los estudios preliminares, recorrerá 27 kilómetros entre el sector de La Balbina (Sangolquí) y El Trébol, en Quito. Utilizará, principalmente el trazado de la Av. General Rumiñahui  tendría 16 paradas. El costo del pasaje se prevé que sea de 0.40 centavos de dólar.

Pero no solo los habitantes del Valle de los Chillos se beneficiarán del proyecto sino también quienes residen en parroquias aledañas como Amaguaña, Uyumbicho, Tambillo y Machachi. Las tres últimas pertenecientes al cantón Mejía, al sur de la provincia. El recorrido promedio tomaría 16 minutos y el costo del pasaje no varía.

Trenes eléctricos
Héctor Jácome, alcalde de Rumiñahui, explicó que este sistema de transporte masivo se implementa con un equipo de trenes eléctricos que transiten en su propia vía sobre una estructura de concreto elevado y sin ocupar los espacios viales actuales, con lo que mejora la circulación de los vehículos privados.

De acuerdo al último censo del INEC, la población de Los Chillos bordea las 250 mil personas, con una población flotante diaria adicional de 50 mil personas.

Según los estudios, los usuarios que utilizan diariamente la Av. Rumiñahui serán quienes sustenten el financiamiento de la construcción y operación de la primera etapa del proyecto, calculada en 270 millones de dólares (12 millones de dólares por kilómetro construido).

Todavía no se define cuál será la constructora, pero -en agosto pasado- Jácome expuso el proyecto ante una delegación del Gobierno de Malasia, que en la actualidad construye sistemas de transporte de este tipo en otros países, por lo cual no se descarta su participación.

“Es la más interesada en construir y financiar el proyecto”, dijo Jácome.
Mientras que para la segunda etapa se prevé que la ruta se extienda hasta  el cantón Mejía. Edwin Yánez, alcalde de ese cantón, manifestó que se marcará un hito en la movilidad de su zona.

Esta propuesta se encuentra en etapa de socialización y ha llegado al Municipio Metropolitano de Quito, así como a las autoridades gubernamentales. El tráfico vehícular en la autopista Rumiñahui, que une a Quito con los Chillos, cada día se complica más por la cantidad de autos que circulan.

© 2014 Todos los derechos reservados. Se prohíbe la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el consentimiento del diario.