Tomada de la edición impresa del Lunes, 19 Diciembre 2011

Quiteños, atraídos por artesanía hecha a mano

Los sombreros de paja toquilla y adornos sedujeron a extranjeros

Quiteños, atraídos por artesanía hecha a mano
Foto: Marcos Salgado
Turistas extranjeros, nacionales y los capitalinos se congregaron en la feria para comprar obsequios y adornos que son elaborados por artesanos.

José Rodríguez / Quito

 

“Aquí, seguro encuentro un regalo navideño para mis familiares. Las cosas son muy novedosas y bonitas, además son baratas y es una forma de apoyar a las personas que hacen las artesanías. Son una fuente de ingresos”, comentó Paúl Báez, empleado privado, que llegó a la feria ‘La Navidad hecha a mano’.

Un ir y venir de personas interesadas en conocer los productos que se ofertaban en la feria fue el denominador común en esta actividad que se la realizó por segundo año consecutivo, con la finalidad de dar una opción a aquellas familias que buscan hacer compras y que abaratan costos.

Báez, quien también fue uno de los que visitó cada uno de los puestos, salió del recinto de la muestra con varias bolsas de presentes para esta temporada. “Compré cosas hasta para el perro”, bromeó.

Al igual que Báez, cerca de 30.000 personas acudieron a la muestra en donde se ofertaron juguetes, adornos navideños, prendas de vestir, alimentos orgánicos y sombreros de paja toquilla, entre otros artículos, elaborados por las manos de actores de la economía popular y solidaria (EPS).

El evento, que se desarrolló el fin de semana en la Plaza San Francisco, en el Centro Histórico, fue organizado por el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) y el Instituto de la Economía Popular y Solidaria (IEPS).

La actividad se la ejecutó con la finalidad de promover el comercio de artesanías y de ofertar productos a precios accesibles para todo bolsillo, según indicó la funcionaria del IEPS, Tania Carrión, encargada de la organización de la muestra.

Un grupo de 250 artesanos, pequeños productores, manufactureros, tejedores de sombreros e incluso chefs que preparaban platos y dulces tradicionales se dieron cita en la exhibición, que celebró su primera edición hace un año.

“Estas iniciativas nos ayudan a dar a conocer nuestros productos. Además de que tenemos la oportunidad de venderlos y de conseguir pedidos grandes”, señaló Luis Garcés, quien llegó con su esposa Adela a comercializar adornos navideños hechos a base de cáscara de naranja.

Los más vendidos

Los precios en el stand de Garcés oscilan entre los $ 1,20, los artículos más pequeños, y $ 6 los de mayor tamaño. En su mayoría, los adornos sirven para decorar los pesebres, pues son figuras que representan la escena del nacimiento de Jesús.

Otro de los productos que llamó la atención del público fueron los sombreros de paja toquilla.  Al stand donde se exhibieron se dieron cita especialmente ciudadanos extranjeros que se sorprendieron al saber que estos artículos se fabricaban en el Ecuador y no en Panamá.

El precio de feria de los sombreros fue de $ 25.

Anna McCabe, turista estadounidense, caminaba por la plaza cargando varias bolsas con obsequios que llevará a sus seres queridos en su país natal. “Las artesanías son hermosas, es una de las cosas por las que decidí venir al Ecuador”, comentó la viajera.

Respecto al evento, la ministra coordinadora del Desarrollo Social, Doris Soliz, indicó que “hay que sensibilizar a la comunidad con este tipo de eventos encaminados a la práctica de la economía solidaria, el comercio justo y la promoción del consumo con productores de la EPS”.

© 2014 Todos los derechos reservados. Se prohíbe la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el consentimiento del diario.