Tomada de la edición impresa del Sábado, 02 Julio 2011

Simulación para evitar desastres por terremoto

A través de estos ejercicios se podrá conocer la capacidad de respuesta de los socorristas

No file selected.
Fotos: Lylibeth Coloma
El área donde trabaja el personal de la Corporación para la Seguridad Ciudaddana de Guayaquil (CSCG) recepta las llamadas de emergencia.

Redacción / Guayaquil

Un ejercicio de simulación de actividades, con la movilización de rescatistas en alerta por un movimiento telúrico y sus consecuencias con accidentes y  desastres, se realizó ayer en Guayaquil. Como parte del evento, a las 09:55, se difundió por la radiofrecuencia la versión de que un vehículo se había estrellado contra una palmera en la Avenida de las Américas y que como saldo había dejado siete heridos.   

 
El supuesto accidente de tránsito formó parte del Primer Ejercicio de Simulación que tiene como objeto validar los 11 protocolos del Sistema Comando de Incidentes (SCI) del cantón Guayaquil y que fueron expedidos, mediante ordenanza municipal, el 22 de diciembre de 2010. Los otros puntos corresponden a la atención prehospitalaria, incendios, emisión de materiales peligrosos, eventos masivos, disturbios, accidentes aéreos, estructuras colapsadas, epidemias, incidentes portuarios y abastecimiento de agua por tanqueros.


Así, en el primer piso de la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil, ubicada en la avenida Juan Tanca Marengo, se acondicionó el centro de operaciones. Desde allí, como parte de la simulación, se coordinó enviar 3 patrulleros, una unidad judicial para averiguar los antecedentes de los pasajeros, porque se encontró armas en el auto; tres ambulancias, un carro de rescate y una motobomba para limpiar la vía por derrame de combustible.   


Mientras daban las instrucciones, en la sala de operaciones, el mayor Ángel Jaramillo (del SCI) junto con el Crnl. Johnny Mora (Policía) colocaron las figuras del equipo de rescate en un mapa.


En la planta baja  de la Corporación estaba el personal de las 7 mesas de trabajo: acceso y distribución del agua; promoción de la salud, saneamiento e higiene; infraestructura, reconstrucción y rehabilitación; atención integral a la población; seguridad integral de la población; productividad y medios de vida; educación, cultura, patrimonio y ambiente.
Cada mesa cumple roles y responsabilidades definidas a través de un documento que se llama Manual de Gestión de Riesgos para la Atención de Desastres.


Al ejercicio de simulación de terremoto, que inició a las 09:00 y finalizó a las 16:00, como parte del Plan de Respuesta de Guayaquil, asistieron el subsecretario de Respuesta de la Secretaría Nacional  de Gestión de  Riesgo, Felipe Bazán; el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot; y el presidente de la Corporación, Gustavo Zúñiga.


Los tres funcionarios coincidieron en manifestar que cuando se trata de salvar vidas no existen diferencias políticas ni se escatiman los recursos económicos.


Bazán explicó que, a través de este primer ejercicio, se podrá conocer la capacidad de respuesta de las 33 instituciones que participan en lo operativo, administrativo y en la movilización de los recursos hacia los diferentes lugares de siniestros.


“Lo más importante no es lo bien que salga, sino corregir lo que no funcionó, para mejorar. Tenemos como meta que tres municipios por provincia puedan tener, implementar y probar de manera eficiente sus protocolos y elevarlos a ordenanza para que sean aplicados”, dijo Bazán.


El funcionario indicó que está previsto que en octubre se realice un simulacro, sin confirmar si será en Guayaquil u otro cantón.


Agregó que en 2014 se prevé realizar un simulacro de terremoto, en todo el país. Para la elaboración del Plan Nacional de Respuesta de Desastre, que estará listo a finales de 2012, se cuenta con un financiamiento de $ 1,5 millones otorgado por el Banco Internacional de Desarrollo (BID).


La costarricense María Luisa Alfaro, una de las 4 evaluadores, indicó que desde hace dos años el personal municipal ha sido capacitado en este tema y que un grupo asistió a un simulacro que se hizo meses atrás en Bogotá.


“Ya se cuenta con instrumentos que permitirán la evaluación de cómo se maneja la emergencia, si practican el protocolo, cómo aplican los recursos y se requiere de la ayuda del gobierno”, expresó Alfaro.


Además, hay 10 observadores en este proceso, quienes junto con los evaluadores darán a conocer el resultado de esta primera simulación la próxima semana. (SCA)

© 2014 Todos los derechos reservados. Se prohíbe la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el consentimiento del diario.