Tomada de la edición impresa del Lunes, 06 Mayo 2013

Bandas musicales de la Policía, por extinguirse

En varias provincias ya no existen estos tradicionales grupos, que están a punto de desaparecer por la falta de integrantes

Foto: Patricio Carrera
El grupo del Regimiento Quito cumplió 74 años; es la más antigua de la institución, pero está a punto de quedarse sin músicos.

Patricio Carrera A. · Redaccion Quito

La noticia que recibió el suboficial Alberto Édison Paucar, encargado de la Banda de música del Regimiento Quito, le llenó de mucha preocupación: el único integrante del grupo que toca la trompeta primera recibió una orden con el pase hacia otra ciudad.

La salida del músico pondría en graves aprietos el desempeño musical del grupo que al momento cuenta con 33 miembros. “Nos tocaría adecuarnos a la situación, para suplir la falta”, manifestó el uniformado, quien es parte de la Banda de la Policía de Quito desde hace 27 años.

Las orquestas de la institución eran una tradición en los diferentes destacamentos, casi todas las unidades contaban con una, pero poco a poco muchas han dejado de tocar, especialmente por la salida de los policías músicos, por pases hacia otros servicios o porque solicitan la baja.

Las vacantes no han sido llenadas, por lo que la tradición musical estaría en riesgo. “Un patrimonio que ha tenido nuestro país y que muchas veces ha sido parte importante de las festividades en las provincias donde hemos ido a tocar y amenizar con música”, señaló el suboficial Paucar.

Al momento 8 de los integrantes de la banda del Regimiento Quito  tienen entre 25 y 30 años de servicio, por lo que están a poco tiempo de jubilarse, lo cual -de llegar a concretarse- dejaría prácticamente sin músicos  al grupo, por lo que la agrupación desaparecería.

Para que el elenco musical continúe tocando necesita por lo menos 50 integrantes, explicó otro de los miembros.

Hasta hace muy poco tiempo la Banda del Regimiento Quito contaba con 65 instrumentistas, que fueron escogidos luego de una audición a los policías de línea que hayan acreditado estudios musicales, “lo cual le dio un excelente nivel interpretativo”, comentó el sargento Luis Rivero Toapanta, otro de los participantes hace más de 17 años.

Solo esta banda tiene un promedio de 50 presentaciones mensuales, “muchas veces no podemos acudir a todas debido a la gran demanda de la comunidad que solicita nuestra presencia”, aseguró Rivero.

La labor de los policías músicos a través de estas orquestas ha permitido un mejor acercamiento con la comunidad.

“La música es un lenguaje universal que nos ha permitido  llevar el mensaje policial con ritmo a todos los rincones de la Patria”, dijo al finalizar.

© 2014 Todos los derechos reservados. Se prohíbe la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el consentimiento del diario.