El futuro de la construcción es de acero


A la hora de elegir una casa, la sustentabilidad de los espacios que elegimos habitar es una cuestión relevante y crucial, sobre todo porque actualmente existen opciones que nos permiten tener el hogar de nuestros sueños sin comprometer al planeta y a las generaciones futuras. Un claro ejemplo de esto es BOHMAN, Comercializadora líder en el sector metal mecánico, con más de 85 años de presencia en el mercado ecuatoriano, que cuenta las bondades del acero para lograr viviendas más ecológicas, modernas y perdurables con un menor tiempo de obra.

La operación y construcción de edificios producen un 38% de todas las emisiones de CO2 relacionadas con la energía, de acuerdo a los datos de la GlobalABC. En este contexto, la construcción no convencional con acero se consolidó como una opción mucho más sustentable y confiable en todo el mundo. Su particularidad es que no solamente es segura, sino que es beneficiosa para el medio ambiente y no tiene la complejidad de una obra tradicional. Al potencial del acero, se le suma que la fabricación en planta dentro de un ambiente controlado tiene enormes ventajas en cuanto a calidad, certidumbre y rendimiento, dando lugar a los sistemas modernos de construcción industrializada, que actualmente pisan más fuerte y se convierten en los protagonistas.

Aportan a varios proyectos en el país con “Alma de Aceros Ecuador” compuesta por una estructura principal de columnas y vigas de perfiles de alta resistencia. Esteban Moscoso enfatiza las posibilidades del acero en materia de sustentabilidad: “el acero genera un menor impacto ambiental, logrando un menor peso de estructura, reducción de fundaciones y de movimiento de suelos. Además, es 100% reciclable y genera una menor huella de carbono que el hormigón en su producción.”

A la hora de construir, las “bondades del acero” no pasan desapercibidas:

  • Menor impacto ambiental: gracias a que la estructura pesa menos, obtenemos reducción de fundaciones y de movimiento de suelos
  • Sustentabilidad: el acero es 100% reciclable
  • Menor huella de carbono: el acero reduce el impacto frente al hormigón armado
  • Menor impacto de obra: sin polvo, en menos tiempo de construcción, en seco
  • Optimización, precisión y calidad: integración desde ingeniería, fabricación y construcción
  • Tecnología: software BIM integrado a máquinas de producción.
  • Aislación térmica asegurando confort: componentes para techos, muros y pisos con un nivel de aislación correspondiente a cada proyecto. Estanqueidad en carpinterías y Doble Vidriado Hermético (DVH)

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente