La Ley de Protección de Datos Personales plantea retos y oportunidades para las empresas ecuatorianas


En mayo de 2023 entrarán en vigencia las medidas correctivas y el régimen sancionatorio de la Ley de Protección de Datos Personales aprobada en el 2021 por la Asamblea Nacional, por lo que las empresas nacionales tienen este año para regularizar sus procesos. La Ley busca regular el flujo de datos digitalizados de empresas privadas y entidades públicas.

A un año de entrar en vigencia estas medidas, la Ley plantea varios retos para las empresas grandes, medianas y pequeñas del país. 

“Las compañías deben establecer procesos que garanticen que la recolección y uso de información de sus colaboradores, clientes, proveedores y empleadores cumpla con los principios que rigen el uso de datos personales y con la ley”, afirma Cecilia Parra, experta en manejo de datos personales y Country Manager de Pridatect en Ecuador.

Pridatect, una startup disruptiva de Legal-Tech, que empezó operaciones en Ecuador en el 2021, propone soluciones simplificadas a través de un software integral que permite cumplir con la normativa en diversos territorios, detectar riesgos, implementar medidas, automatizar el proceso y supervisar su cumplimiento de manera continua.

La especialista apunta que en muchos casos las organizaciones necesitarán una auditoría para determinar qué prácticas, mecanismos, o tecnología deberán utilizar para manejar datos, quiénes tienen acceso a la información de clientes y tener la trazabilidad de estos procesos. 

“En mi criterio, lo más importante será capacitarse y recurrir a servicios integrales que permitan a las empresas poner en marcha procesos de trazabilidad de la documentación requerida e información disponible cuando sea necesario demostrar el cumplimiento normativo”, concluye.

Según la consultora multinacional Gartner, el 65% de la población mundial tendrá sus datos personales protegidos por algún tipo de regulaciones para el año 2023. De acuerdo a su análisis, a día de hoy el 55% de los datos personales de la población mundial están protegidos por normativas de privacidad y protección de datos, y este porcentaje tiende a aumentar.

Según Parra, esto representa una oportunidad para las empresas ecuatorianas. 

“Hoy en día la economía mundial es data céntrica y estamos generando datos permanentemente. Cada vez más consumidores y clientes exigen que sus datos estén protegidos y comenzarán a valorar a las empresas desde ese punto de vista”.

Es importante que las empresas entiendan que la protección de datos personales será un requisito a nivel del territorio ecuatoriano y una oportunidad para hacer negocios con otras empresas públicas o privadas, dentro y fuera del país. 

“Prevemos un efecto en cadena: empresas en el exterior piden respaldos a empresas ecuatorianas sobre su manejo de datos personales y esas empresas ecuatorianas a su vez necesitarán los respaldos de sus proveedores locales. En este sentido, no importa si eres una empresa grande, mediana o pequeña, todos debemos asumir esto como una estrategia de sostenibilidad del negocio”, comenta Cecilia Parra.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente