Los nuevos modelos de infraestructura reflejan la rápida evolución del borde de la red


Vertiv presentó los arquetipos del borde originales hace solo tres años. Fue la primera vez que alguien intentó definir y categorizar el rincón de mayor crecimiento del centro de datos: el borde de la red. Como tal, resultó ser un gran avance, un ambicioso primer paso hacia la estandarización y un borde más confiable, eficiente y rentable.

Desde entonces, han sido testigos de un amplio lanzamiento de tecnologías 5G, las cuales dependen enormemente de la computación en el borde, y de una pandemia global que cambió radicalmente la manera en que vivimos y trabajamos. Los consumidores adoptaron el comercio electrónico, la telesalud y el aprendizaje en línea, lo cual allanó el camino para la dependencia del borde y la generación de nuevos casos de uso 5G.

Los cambios no hicieron que los arquetipos del borde originales fuesen menos importantes, pero agilizaron el ritmo de implementación en el borde y cambiaron la manera en que vemos la categorización del borde de la red. Los casos de uso en el núcleo de los arquetipos originales están evolucionando y se dispone de nuevas tecnologías para apoyar un borde de misión crítica y más sofisticado.

Debido a que la escala y el prolongado efecto de la pandemia quedaron claros el año pasado, Vertiv comprendió como organización que el borde que habíamos definido dos años antes estaba evolucionando y se propuso no solo actualizar los arquetipos, sino hacerlos avanzar para reflejar esta evolución del borde. Ese trabajo llevó a que el mes pasado se presentara un grupo de modelos de infraestructura de borde y una investigación que redefinió el borde pospandémico.

Tomando en cuenta los arquetipos de borde como línea de base y muchas características clave de varios sitios en el borde, Vertiv ha desarrollado cuatro modelos prácticos de infraestructura de borde para ayudar a las organizaciones a navegar y comprender las actuales implementaciones y soluciones en el borde. Estos modelos (Borde del dispositivo, Microborde, Centro de datos en el borde distribuido y Centro de datos en el borde regional) ofrecen una hoja de ruta para las organizaciones que tienen planeadas nuevas implementaciones en el borde.

Estos modelos llevan la conversación de las amplias categorizaciones de los arquetipos a una evaluación más práctica y detallada de los casos de uso del borde, las industrias y los entornos exteriores. Ofrecen a las organizaciones y a nuestros socios, que son tan clave para el ecosistema del borde, la información y las herramientas necesarias para planificar y construir de forma rápida y sencilla sitios en el borde confiables, eficientes y repetibles. Dos sitios nunca serán exactamente iguales, pero estos modelos permiten tanto equipos personalizados como la estandarización del diseño, lo cual es un gran avance en el borde.

El ritmo del cambio durante los últimos tres años y sus inesperados impulsores han sido recordatorios importantes y aleccionadores de que sin importar cuántas respuestas se encontren, hay nuevas preguntas a la vuelta de la esquina. El borde seguirá evolucionando y se debe evolucionar con él.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente