¿Tomamos decisiones financieras correctas en pareja?


El dinero es un tema que, en muchas ocasiones, se torna difícil de enfrentar en pareja, no solo por la diferencia que puede existir en los ingresos de cada uno, sino por las costumbres, el nivel de gastos personales o la confianza que a veces es escaza.

Según el estudio de Infórmate Ecuador del 2017 entre las causales más frecuentes de separación o divorcio se encuentra la falta de equidad y claridad en la repartición razonable de los compromisos económicos. Este malestar causado por el dinero se puede evitar teniendo una buena educación financiera y sobre todo una excelente comunicación.

Construir un modelo de gestión de manejo de los recursos, conlleva a mantener una relación saludable con la pareja y más, si es que se desea adquirir algún producto financiero como un préstamo o un crédito. De esta manera, Fundación CRISFE recomienda en primera instancia identificar si es que existen los siguientes focos de atención:

Excesivo uso y endeudamiento en las tarjetas de crédito.
No existe un compromiso de pago en la pareja.
Se omiten detalles con respecto a los gastos personales que se realizan.

Es importante tomar en cuenta que mientras más pronto se logren definir lineamientos y se establezca que se tiene una misma visión respecto al manejo del dinero, la administración de los recursos en un hogar va a ser más dinámica y sencilla. De ahí que, el gestionar o elegir un crédito de forma correcta en pareja es más viable para cumplir los planes de mediano y largo plazo.

¿Qué hacer antes de solicitar un crédito?

Se debe conocer los tipos de créditos que existen, cuáles son los que mejor funcionan según cuánto dinero se necesite y para qué se lo va a utilizar, y, sobre todo, encontrar uno que sea acorde a la realidad económica, para poder gestionar un endeudamiento responsable. 

Asimismo, es importante tomar en cuenta las siguientes consideraciones:

Fijar una fecha para conversar de las finanzas del hogar y el objetivo del crédito.
Asegurarse de que ninguno de los miembros de la pareja tenga problemas con el buró de crédito.
Identificar el tipo de crédito al cual se desea acceder.
Planificar cuando se desea adquirir el crédito y el tiempo para cancelarlo.
Revisar el monto de crédito solicitado y reducir los costos y gastos adicionales se verán mermados.

Contar con una relación de pareja saludable financieramente, permitirá que se llegue a mejores acuerdos en el momento de desear acceder a un crédito y cumplir los grandes propósitos de vida. Sin duda, esto acercará a la pareja a que alcance sus objetivos. Las decisiones que se toman a diario sobre cómo se gasta o se ahorra serán mucho más fáciles si los dos siguen el mismo plan.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente