¿Cómo ahorrar para la educación de los hijos?


Uno de los temas que más preocupa a los padres es poder dar a sus hijos una educación de calidad. Es por ello que, desde que los niños son pequeños, es importante buscar maneras de garantizar su futuro estudiantil. La educación es un derecho fundamental y una prioridad para el correcto desarrollo de cualquier persona, por lo que ahorrar para invertir en su formación es esencial en la planificación financiera familiar.

Cuando los hijos son pequeños, puede parecer lejana la idea de empezar a pagar por sus estudios; sin embargo, se recomienda empezar a preocuparse por este tema lo antes posible. 

Esteban Correa, Subgerente Comercial de Cooperativa Andalucía, explica que “lo ideal es construir un fondo de estudios desde el momento en que llega un nuevo hijo. Si nos ponemos un monto de ahorro mensual para este propósito, a futuro el gasto se sentirá mucho más liviano y no afectará nuestro estilo de vida. Tomar medidas con anticipación permitirá a las familias proyectarse y solventar los gastos sin perjudicar sus finanzas.”

A continuación, el experto de Cooperativa Andalucía ofrece algunas recomendaciones para que los padres puedan garantizar una educación de excelencia a sus hijos, sin tener que afectar su presupuesto familiar:

Realice un presupuesto
En toda planificación financiera lo más importante es elaborar un presupuesto que permita visibilizar de forma clara los ingresos y gastos del núcleo familiar. Para ello, se puede llevar un control mensual en una hoja de cálculo, una libreta destinada a este fin o en el dispositivo móvil. La idea es detallar todos los ingresos mensuales y los egresos, separando la información en categorías como: alimentación, vivienda, movilización, salud, servicios básicos y gastos varios. De esta manera, se podrá conocer de cuánto dinero se dispone para destinarlo al ahorro.

Establezca una meta de ahorro
De acuerdo con el presupuesto elaborado se debe fijar una meta de ahorro para la educación de los hijos e incluso establecer el tiempo que se destinará para este fin. Para poder establecer el monto de ahorro, el experto de Cooperativa Andalucía señala que es necesario tomar en cuenta diferentes factores, tales como:

- Identificar las instituciones educativas de su interés y consultar el valor a pagar en cada una de ellas, para contar con un estimado de cuánto gastaría mensualmente.
- Prever gastos adicionales anuales como uniformes, listas de útiles, equipos tecnológicos, etc.
- Realizar un cálculo de los ingresos mensuales e identificar con cuánto dinero se puede contar para este ahorro.

Una vez establecidos estos valores, realice un estimado realista de la meta que desee conseguir y cuánto puede aportar. Esteban Correa recomienda revisar estos montos anualmente, para identificar cambios y reajustar los valores.

Anticípese y planifique
Una vez que se ha realizado el presupuesto, se recomienda arrancar con el ahorro lo antes posible. Ahorrar para la educación de los hijos de manera anticipada, le permitirá estar preparado en caso de alguna inestabilidad económica y asegurar que su formación no sea uno de los aspectos afectados en la familia. Al tener el ahorro planificado de antemano, podrá organizar mejor los gastos y empezará a tomar en cuenta este rubro en el presupuesto familiar anual. No importa lo que pase, se debe respetar y en lo posible tratar de cumplir el plan de ahorro establecido para este fin.

Encuentre una herramienta financiera de soporte
Actualmente, existen muchas alternativas para ayudarle a generar ahorros o a incrementar los mismos. Se puede considerar una cuenta de ahorros destinada exclusivamente para este fin, un depósito a plazo fijo, entre otras.

En Cooperativa Andalucía, por ejemplo, existen varias alternativas de ahorro que pueden ayudar a que esta práctica se realice de manera permanente, segura y rentable. Esteban Correa explica que una buena alternativa es un Plan de Ahorro Programado, ya que se puede poner en marcha con depósitos mínimos de 20 dólares mensuales, y tiene una alta rentabilidad. Otra opción es el Plan de Ahorro Flexible, a través del cual el cliente tiene la posibilidad de elegir el monto mensual a ahorrar y el tiempo (por un mínimo de 24 meses, y hasta 30 años) de acuerdo con su meta financiera, con una tasa de interés anual del 7%.

Nunca será demasiado temprano para pensar en lo más importante para los niños: la educación, por lo que ahorrar para su futuro es garantizarles una formación de calidad. Asegúrese de cuidar su futuro, sin tener que sacrificar el de toda la familia, a través de un plan de ahorro consciente y responsable.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente