Implementos básicos para atender emergencias en casa


¿Sabía que el 80% de los accidentes se producen dentro del hogar? 

Así es, de acuerdo con datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud). Con la pandemia, las probabilidades de emergencias en casa aún son más altas, al permanecer más tiempo teletrabajando y tele estudiando, por tanto, es necesario estar preparados.

“Además de contar con insumos médicos básicos para calmar dolores habituales, sobre todo en niños, como fiebre, tos, dolor de estómago, entre otros, también es importante tener materiales para curaciones simples como gasas, alcohol o agua oxigenada, que ayudan a atender urgencias de manera oportuna y efectiva, en muchas ocasiones, incluso serán claves para evitar lesiones más graves”, explicó la Dra. Estefanía Arias, médico de Farmacias Económicas.

¿Cuáles son las emergencias más comunes?

El hogar está lleno de elementos que podrían ser los causantes de emergencias: una plancha encendida, el filo de la mesa, productos de limpieza y hasta una grada. Por simple que parezca, el estar preparados con los implementos necesarios, puede hacer una gran diferencia en la salud de todos los miembros del hogar.

Quemaduras: Una estufa encendida, aparatos eléctricos, agua caliente y la manipulación de fósforos pueden ser algunos de los causantes de este tipo de accidentes. Es importante contar con un equipo de protección adecuado como guantes o gafas al momento de manipular estos objetos. 

En caso de presentar una quemadura en casa debemos contar con jabón neutro, un ungüento sin antibióticos para no causar alergia y gasas estériles para proteger la zona.

Cortes: Las tijeras o cuchillos son elementos de uso diario, pero una mala manipulación podría ocasionar graves accidentes. 

En caso de cortes con estos instrumentos, lo más recomendable es contar con un botiquín equipado con alcohol para desinfectar indumentaria, gasas y agua oxigenada para limpiar la herida.

Caídas y golpes: Este tipo de accidentes pueden originarse al tratar de alcanzar un objetivo, utilizar una silla de apoyo o cambiar un foco utilizando una escalera. Para evitarlos, es importante revisar que el objeto a utilizar sea estable y que la superficie esté limpia; en el caso de estar sobre una alfombra, se debe verificar que no sea resbaladiza. 

Si la caída y golpe ha sido inevitable, es básico contar con una crema desinflamatoria para bajar la hinchazón y vendas para inmovilizar la zona. También se recomienda tener una tablilla inmovilizadora de uso doméstico para brazos y piernas.

Intoxicaciones y ahogamiento: Esta emergencia puede darse en cuestión de segundos, sobre todo en niños, al ingerir sustancias tóxicas como cloro, detergente o atragantamientos con objetos pequeños. Es importante no dejar a los menores sin la supervisión de un adulto y se debe asegurar que todos los elementos que sean peligrosos se encuentren fuera de su alcance. 

En caso de enfrentarse a una evidente intoxicación en el hogar, lo principal es identificar al causante de la intoxicación y en el caso de ahogamiento practicar la maniobra de Heimlich. Lo más recomendable, sin embargo, es contactarse y acudir con un médico inmediatamente.

Dolores comunes: Un dolor de cabeza o un fuerte dolor de estómago suelen ser parte del diario vivir. Se puede estar preparado con medicamentos de venta libre básicos como analgésicos y antiinflamatorios. 

En el caso de malestares frecuentes femeninos, como dolor menstrual, es recomendable tener medicamentos idóneos para ello.

En caso de fiebres, también es importante contar con un termómetro para evaluar si es necesario acudir a un médico.

De acuerdo con la especialista de Farmacias Económicas, “no hay manera de evitar un accidente en casa, pero si podemos realizar una evaluación del entorno para identificar cuáles son los puntos de riesgo para estar preparados y equiparnos con los implementos necesarios para atender cualquier urgencia. De igual manera, es importante que socialicemos estos riesgos con los más pequeños, suele suceder que la mayoría de emergencias se presentan en menores de 14 años por el desconocimiento de los puntos de riesgo”.

La incorporación de estas recomendaciones son de gran utilidad, en el caso de existir emergencias que puedan ser asistidas desde casa, con los lineamientos básicos de primeros auxilios. 

“Es de importancia recalcar que algunas emergencias no pueden ser tratadas desde casa, por lo que es recomendable siempre buscar ayuda de profesionales cuando evidenciamos signos de alerta como: inconsciencia, fatiga recurrente o movilidad limitada en la zona afectada, hemorragia sin control”, concluyó la Doctora de Farmacias Económicas.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente