SEDEMI, empresa ecuatoriana, construye el edificio eléctrico más grande en la industria hidrocarburífera del Ecuador


Con la intención de centralizar la energía y distribuirla uniformemente en la central de procesos Tiputini (CPT), del bloque 43 - ITT, la empresa ecuatoriana SEDEMI construyó el “Edificio Power Control Building – PCB-40000” con un valor estimado de 3`000.000,00 en un total de 150 días de obra, entregando la edificación 100% operativa, lo que demuestra la eficacia en la construcción de la instalación altamente equipada.

El beneficio de este edificio eléctrico es de alto valor para las plataformas de Ishpingo, Tiputini y Tambococha pertenecientes al bloque 43 - ITT, proporcionando a la industria petrolera, la capacidad de monitorear y controlar las operaciones de distribución de energía en todas las etapas de tratamiento del crudo, esto es, exploración, extracción y transporte de crudo.

La estructura y tecnología del cuarto eléctrico y de control llamado PCR o en nuestro caso PCB-40000, permite la integración de todas las actividades eléctricas en un solo punto de operaciones permitiendo concentrar dentro de un mismo lugar equipos de potencia para distribución de energía, equipos electrónicos para el monitoreo y control de la energía a ser suministrada y sistemas de servicios auxiliares para el PCR, garantizando un ambiente de seguridad y salud para el personal, así como un desempeño eficiente de los equipos eléctricos y electrónicos dentro un ambiente climatizado. Con esta obra se tiene un control centralizado de la explotación petrolera, obteniendo grandes logros en la generación, transporte y distribución de energía.

El reto fue grande para Sedemi que gracias a su experiencia de 45 años en la construcción de mega estructuras, le permitió realizar la obra en un tiempo récord, cumpliendo lo esperado. Este edificio eléctrico y de control contenerizado de primera distribuye, almacena y centraliza la energía al bloque 43-ITT. Internamente se incluyó en el edificio estaciones de trabajo, oficinas de administración, salas de reuniones; además de acabados arquitectónicos diseñados específicamente para optimizar el control y los sistemas de energía. 

Las funciones que ejecuta son en varios niveles de voltaje, por lo cual el PCB está en capacidad de contener, integrar y gestionar equipos y sistemas eléctricos y electrónicos de forma segura tanto para el personal que labora en el PCB como para sus equipos.

Anteriormente esta energía se lograba a través de generadores eléctricos, ahora todas las plataformas de energía de Tiputini están interconectadas al edificio eléctrico, siendo el corazón y la matriz del sector, una innovadora alternativa para asentar el camino hacia nuevos sistemas operativos de control de energía, contribuyendo al desarrollo de la industria hidrocarburífera del país y garantizando el buen desempeño y funcionamiento de equipos instalados y material de construcción. Para cumplir con este precedente se desarrolló la ingeniería conceptual, ingeniería básica e ingeniería de detalle para el edificio eléctrico y de control, permitiendo establecer los hitos que garantizaron las condiciones técnicas adecuadas para un correcto funcionamiento del PCB.

“La construcción se realizó gracias al trabajo de 120 profesionales capacitados para esta mega obra; como empresa ecuatoriana agradecemos la confianza depositada en nosotros para construir los edificios del mañana, que sin duda son un aporte de gran magnitud para el desarrollo de la industria hidrocarburífera y petrolera, un sector que avanza a pasos agigantados y es de gran importancia para la economía del país” comentó Esteban Proaño, presidente del Grupo Corporativo SEDEMI.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente