Microempresas: "el sobreendeudamiento en tu negocio", 5 consejos para evitarlo


Las microempresas a nivel nacional enfrentan una serie de desafíos que ponen en riesgo sus operaciones. Desde los altos índices de violencia e inseguridad que golpean al país, y que han provocado el cierre de varios negocios; hasta la inestabilidad política, que acarrea graves consecuencias, impidiendo su desarrollo sostenible; la realidad es que los retos que enfrenta este sector tienen un impacto directo sobre su economía.

Elsa Chuquitarco, gerente de Sucursal de Banco ProCredit, señala que, frecuentemente, estos pequeños comercios se ven obligados a cerrar por la falta de rentabilidad, los problemas del flujo de caja, la competencia y la mala gestión del endeudamiento. “Por ello resulta imprescindible manejar responsablemente las finanzas y contar con estrategias sólidas que permitan navegar en momentos de crisis”, comenta.

Para contribuir con información valiosa que ayudará a los microempresarios a evitar el sobreendeudamiento de sus negocios, la representante de Banco ProCredit presenta a continuación 5 consejos que serán de gran utilidad.


1. Establecer una planificación financiera

Esto es clave para el éxito de cualquier empresa, e implica establecer metas y plazos, y diseñar estrategias orientadas a objetivos muy claros. “Nuestra recomendación es que dispongan de herramientas que les permitan medir los resultados obtenidos”, indica la ejecutiva. Banco ProCredit, al ser un banco 100% digital, facilita el monitoreo de las cuentas bancarias de sus clientes con microempresas, desde la página web o aplicación móvil.

2. Usar responsablemente su presupuesto

De acuerdo con la experta de Banco ProCredit, el microempresario debe tener conocimiento pleno de su presupuesto real, y en función de ello, usar responsablemente los recursos. “Eso significa controlar sus deudas existentes, evitar los créditos con tarjetas de crédito, considerar la consolidación de deudas, eliminar los créditos para gastos cotidianos, y establecer prioridades de consumo”, explica.

3. Contar con un fondo de emergencia

El fondo de emergencia es una herramienta que contribuye a evitar una deuda a largo plazo y que ayuda a cubrir gastos inesperados, o un porcentaje de ellos. “Para poder crear este fondo, se deben tener claras las características del negocio y los posibles riesgos que podría enfrentar, para así determinar cuánto se necesita tener en este rubro”, manifiesta la especialista de Banco ProCredit. Aconseja que el monto corresponda a tres y hasta seis meses de ingresos, y que una vez hecho este cálculo, se lo empiece a constituir, destinando un porcentaje de los ingresos mensuales para este fin.

4. Ser responsable si se debe adquirir de una deuda

Previo a adquirir una deuda con una entidad financiera, es fundamental tener claridad sobre el plan de inversión que se va a realizar; es decir, definir si se invertirá en capital de trabajo, o en activos fijos o consumo, por ejemplo. “También es esencial considerar que el plazo y las condiciones del crédito debe estar relacionado con la inversión, pues esto le ayudará a determinar al microempresario el tipo de crédito que debe solicitar”, puntualiza Chuquitarco. Añade que el análisis debe incluir qué tan prioritario es este financiamiento y las ventajas o beneficios que representarán esta inversión, además de la capacidad de pago que tenga.

5. Elegir un banco que se ajuste a sus necesidades

Si se ha determinado la necesidad de optar por financiamiento bancario, la elección de la institución financiera adecuada es importante. “La mejor decisión que el microempresario puede tomar es inclinarse por un banco que, a más de asesorarle correctamente, le ofrezca un crédito que se ajuste a sus necesidades y posibilidades de pago”, dice la ejecutiva. En Banco ProCredit, por ejemplo, se ofrecen límites de crédito que permiten a sus clientes satisfacer sus necesidades financieras actuales y futuras. Quienes deseen acceder a un microcrédito de la institución, pueden hacerlo a través de cualquiera de sus canales digitales 24/7, cumpliento con los siguientes requisitos:

● Ser personas naturales, jurídicas y/o unidades familiares con ingresos mixtos del segmento     Microempresa, pertenecientes a los sectores de comercio, servicios, producción y agropecuario.

● Registrar ventas anuales menores a USD 100.000 y

● Tener al menos un año de operación

Con miras a un futuro exitoso del negocio, quienes son propietarios y/o administran una microempresa deben interiorizar la relevancia que tiene el actuar responsablemente, tomando decisiones acertadas, estratégicas y planificadas, que ayuden a evitar el riesgo de consecuencias financieras graves a mediano o largo plazo. Las entidades bancarias pueden convertirse en aliadas estratégicas para lograr este objetivo. Es el caso de Banco ProCredit, que cuenta actualmente con 2.500 clientes activos de microcrédito a nivel nacional, y que pone sus productos y servicios a disposición de los microempresarios del país.

Artículo Anterior Artículo Siguiente