Celebraciones de fin de año: ¿Cómo disfrutar sin excesos?


   · Durante las festividades, los banquetes tentadores pueden conllevar riesgos de consumo excesivo de calorías y azúcar para la salud, superando las cantidades recomendadas por la Organización Mundial de la Salud

  •  Integrar edulcorantes en la rutina diaria es una alternativa segura y deliciosa que ofrece la posibilidad de disfrutar del sabor dulce sin comprometer la salud
Durante las festividades navideñas, los encuentros con seres queridos se ven acompañados de irresistibles banquetes, caracterizados por una deliciosa, aunque en ocasiones excesiva comida. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), una ingesta calórica diaria en el rango de 2,000 a 2,900 Kcal es la referencia para hombres, mientras que para mujeres es de 1,800 a 2,200 kcal, considerada como la base para una dieta promedio. Un consumo fuera de este rango podría derivar en sobrepeso. En Ecuador, el 63% de adultos presenta problemas de sobrepeso, con prevalencias del 42.1 en Quito y 40.5 en Guayaquil, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

En este escenario, Esteban Ortiz, médico e investigador de la Universidad de Las Américas, destaca que es crucial adoptar medidas para lograr una dieta más balanceada, sin importar la edad o el estilo de vida que llevemos.


“El consumo excesivo de calorías puede conducir al aumento de peso. Reducir la ingesta calórica puede ayudar a mantener un equilibrio energético adecuado, lo que significa que las calorías consumidas se equiparan con las calorías gastadas. La utilización de edulcorantes no calóricos puede ser una estrategia segura y efectiva para evitar la ingesta de calorías adicionales sin sacrificar el placer de disfrutar de alimentos dulces”, señala el especialista.

En el amplio abanico de edulcorantes disponibles, hay opciones para cada preferencia y necesidad, indica Erika Rius, Healthcare Marketing Manager de Splenda. “La clave está en realizar pequeñas pero inteligentes sustituciones, por ello, una cuidadosa y sabia selección es crucial para experimentar una dulzura equilibrada y exquisita. En Splenda, nos destacamos por emplear ingredientes de la más alta calidad, brindando así a nuestros consumidores productos deliciosos que les permiten seguir disfrutando del dulzor que tanto nos gusta. Al sustituir el azúcar, no solo ofrecemos una experiencia sabrosa, sino que también colaboramos en la disminución, tanto del consumo de este ingrediente, como de calorías.” dijo.

Así mismo, destaca que los edulcorantes no calóricos han sido rigurosamente estudiados y aprobados por organismos de seguridad alimentaria en todo el mundo, incluyendo la FDA y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). “Ha habido mucha desinformación y confusión alrededor de estos productos, pero es importante tomar en cuenta la evidencia científica. Por ejemplo, la sucralosa ha sido sometida a más de 110 pruebas científicas en más de 20 años, confirmando su seguridad para todos, convirtiéndolos en una excelente opción para incorporar en nuestra dieta”.

En esta temporada navideña, donde la alegría y la abundancia se manifiestan en la mesa, es esencial reflexionar sobre nuestras elecciones alimenticias. “Es vital recordar que los hábitos alimenticios saludables son una parte integral de nuestro bienestar general. Adoptar decisiones conscientes en estas fechas festivas y mantener una dieta equilibrada puede marcar la diferencia en nuestra salud a largo plazo.”, finaliza Ortiz.

Para inspirarlos en este viaje hacia una dulzura más saludable, Splenda comparte una receta especial para disfrutar en las fiestas de fin de año:

Strudel de manzana

Porciones: 4

Preparación: 60 min

Cocción: 20 min

Ingredientes

Para la pasta de hojaldre:

·    250 gramos de harina.

·    200 gramos de margarina.

·    3 gramos de sal.

·    175 mililitros de agua.

Para el relleno:

·   2 tazas de manzana en cubos medianos.

·    90 gramos de mantequilla.

·   20 gramos de Splenda® Stevia

·   50 gramos de pasas.

·    50 gramos de nuez.

·    50 gramos de arándano.

·    10 gramos de canela molida.

Preparación

1. Para la pasta de hojaldre, coloca la harina, el agua y la sal en una batidora y revuelve hasta que quede una masa homogénea. Deja reposar por cinco minutos.

2. Forma una cruz con la masa y coloca la margarina en el centro.

3. Cierra la masa con los dobleces hacia adentro y da pequeños golpecitos con el rodillo. Separa una parte de masa y haz algunos cortes para crear de la tapa del strudel.

4. Para el relleno, en un sartén derrite la matequilla y cocina la manzana, las pasas, la nuez, el arándano con la canela y el Splenda® Stevia en bolsa.

5. Barniza la masa lisa con huevo y coloca la preparación de la manzana en el centro. Tapa con la reja de masa y vuelve a barnizar con huevo para sellar.

6. Hornea a 210º C por 20 minutos. Deja enfriar y sirve.

Artículo Anterior Artículo Siguiente