¿Cómo se puede prevenir las enfermedades osteoarticulares?

El desgaste del sistema óseo es evidente con el avance de la edad, principalmente debido a la pérdida gradual y persistente de la densidad mineral de los huesos que supone un mayor riesgo de fracturas. Entre estas patologías, la más frecuente es la Osteoporosis, una enfermedad que afecta a 2 de cada 10 personas, según datos de la Sociedad Ecuatoriana de Reumatología.

Es así que se estima que 1 de cada 3 mujeres, y 1 de cada 5 hombres mayores de 50 años sufrirá una fractura por osteoporosis en su vida. Además, es importante destacar que las mujeres son más propensas a sufrir este tipo de enfermedades, pues tras la menopausia disminuyen los niveles de estrógenos, lo que provoca a su vez una pérdida progresiva de la masa ósea.

Un diagnóstico temprano permite actuar a tiempo, así lo señala la campaña “Damas de Acero”, iniciativa dirigida a la prevención de este tipo de enfermedades que afectan a nuestra sociedad, donde se brinda una guía para un tratamiento adecuado de la osteoporosis y enfermedades osteoarticulares.

Por su parte, el especialista Dr. Carlos Silva, médico especialista en endocrinología, diabetes y nutrición, menciona que: “Al menos el 19% de los adultos mayores de 65 años presentan osteoporosis en el país, según datos un estudio reciente a nivel nacional. Por este motivo no hay que esperar a que suceda una fractura para asistir con un médico, especialmente en aquellas mujeres con antecedentes familiares de osteoporosis.”

La Sociedad Española de Reumatología, sugiere que para mantener una buena salud ósea y muscular es fundamental el cuidado de su alimentación y la realización de actividad física regularmente desde jóvenes, así como evitar el consumo de alcohol y tabaco.

En este contexto, el Dr. Carlos Silva recomienda controles médicos preventivos frecuentes a partir de los 45 años con el fin de identificar factores de riesgo para la osteoporosis, pues se trata de una enfermedad asintomática, que si no se diagnostica y trata a tiempo puede provocar limitaciones funcionales, reducción de la calidad de vida e incluso aumento de la mortalidad.

Si una persona tiene osteoporosis, al pasar el tiempo sin tratamiento se eleva aún más el riesgo de fracturas, por lo que el Dr. Carlos Silva, indica que en aquellas personas que tienen un riesgo elevado de fracturas o ya las han tenido, es esencial que puedan reforzar su masa ósea mediante la ingesta de suplementos de calcio, vitamina D3 y proteínas como el denosumab, que permite reforzar el tejido del hueso y reducir la posibilidad de fracturas.

Artículo Anterior Artículo Siguiente