¿Cuándo sospechar que puedo tener Hiperplasia Prostática Benigna?

La Hiperplasia Prostática Benigna (HPB) es una condición común en hombres a medida que envejecen, caracterizada por el crecimiento no canceroso de la glándula prostática. Esta enfermedad puede afectar a más del 50 % de hombres mayores de 50 años, y cerca del 80% en varones con más de 80 años, de acuerdo a investigaciones de la Sociedad Española de Medicina Interna.

Es por ello que campañas como “Es Cosa de Hombres” brindan valiosa información para prevenir y tratar oportunamente este tipo de patologías que afectan a la salud masculina. Según investigaciones en Ecuador, existe una prevalencia de alrededor del 37% en personas mayores de 61 a 70 años y un 30% en personas entre los 70 y 90 años.

El Dr. Alex Guevara comenta que es esencial que los hombres presten atención a la sintomatología que puede presentar cuando comienza la enfermedad, debido a que:” Un diagnóstico y tratamiento oportuno de la hiperplasia prostática benigna, ayuda a retrasar el avance de la enfermedad, evitando complicaciones y manteniendo un mejor estilo de vida, sin llegar a que se desarrolle un cáncer de próstata.”

El especialista indica que la Hiperplasia puede causar una serie de síntomas molestos, pese a que cada individuo puede experimentar la enfermedad de manera diferente, existen algunas señales de alerta comunes a tener en cuenta, como son:

· Problemas urinarios: La dificultad para comenzar o detener el flujo de orina, debilidad en el flujo urinario, o levantarse varias veces durante la noche para orinar.

· Goteo después de orinar: Algunos hombres con HPB pueden experimentar goteo de orina después de terminar de orinar.

· Sensación de urgencia: Una sensación persistente de urgencia para orinar, incluso cuando la vejiga no está llena, puede ser un signo de HPB.

· Dolor o molestias: Algunos hombres pueden experimentar dolor o molestias en el área de la próstata, el perineo o la parte baja de la espalda.

El Dr. Alex Guevara recomienda que si detecta uno o varios de estos síntomas recurra a un especialista que de manera eficaz diagnosticará un tratamiento adecuado que ayudará a evitar dificultades de una de las enfermedades con mayor prevalencia en hombres.

Por ello, se invita a la comunidad masculina a realizarse al menos 1 vez al año, exámenes urológicos, revisiones y controles de rutina para que los médicos puedan evaluar su peso corporal, presión arterial, colesterol, triglicéridos, azúcar en sangre, función hepática y otros factores, para que los hombres se mantengan en buen estado de salud.

Artículo Anterior Artículo Siguiente