Mitos y verdades sobre los lentes transition

Con los niveles de radiación ultravioleta (UV) que tienden a ser más altos, resulta fundamental reforzar aún más la protección, no solo de la piel, sino de los ojos, que son órganos que pueden verse seriamente afectados ante una sobreexposición descuidada.

El Dr. Alejandro Lalama, jefe de Optometría de Óptica Los Andes (OLA), explica que la radiación UV puede provenir de la luz solar natural, pero también de rayos artificiales en espacios interiores. “Si no se toman las medidas preventivas adecuadas, estos rayos podrían dañar los tejidos de la superficie del ojo, así como la córnea y el cristalino”, advierte.

Una excelente alternativa para prevenir estos efectos es el uso de lentes fotocromáticos, más conocidos como lentes transition. “Estos son lentes que se oscurecen automáticamente ante la exposición a la luz del sol, y regresan a su tono original al estar en entornos con poca luz”, indica el Dr. Lalama. En otras palabras, son accesorios adaptables a la luz, que ofrecen comodidad y practicidad, particularmente durante esta temporada.

A pesar de sus múltiples beneficios, existen dudas en torno a este producto, por lo que el representante de Óptica Los Andes aclara a continuación algunos mitos y verdades sobre los lentes transition.

1. Solo se pueden usar en exteriores - MITO

Contrario a lo que muchos pueden pensar, estos lentes pueden utilizarse en un sinnúmero de escenarios, tanto en interiores como en exteriores. De acuerdo con el especialista de OLA, “Su tecnología hace que las lunas reaccionen según el ambiente en el que se encuentra la persona, por lo que el nivel de oscuridad incrementará en espacios abiertos y al aire libre, y disminuirá cuando la exposición a la luz no sea tan intensa, que generalmente es en interiores”. Es decir que el tono de las lunas dependerá de la cantidad de luz ultravioleta presente en el lugar, así como de otros factores como la hora del día y la dirección del sol.

2. Ofrecen protección UV permanente - VERDAD

Una de sus principales ventajas es, por supuesto, la protección que brinda de los rayos UV. Eso significa que los ojos estarán resguardados cuando el usuario camina por la calle o cuando se recuesta en la playa; y su protección también está activa inclusive en espacios como el interior de un vehículo o dentro de una oficina, que aunque aparenten ser libres de rayos, suelen estar expuestos por ventanas, parabrisas, entre otros. “Tan pronto como los rayos UV desaparezcan, los lentes se aclararán”, puntualiza el Dr. Lalama.

3. Se ven “old fashion” - MITO

Al igual que para otro tipo de lentes, el portafolio de Óptica Los Andes cuenta con una amplia variedad de marcas, diseños y colores de armazones, que no solo se ajustan a los gustos de cada persona, sino a las necesidades particulares que tengan, según su prescripción médica. Con ello, independientemente del material o la forma que seleccione el cliente, podrá llevarse unos lentes que obedecen a las últimas tendencias de moda a nivel mundial.
Artículo Anterior Artículo Siguiente