Sonidos decembrinos: ¿Cómo influyen en el espíritu navideño?

El mes de diciembre trae consigo más que las celebraciones en familia o con amigos, las luces festivas y las comidas. Este mes también nos sumerge en una atmósfera auditiva única que contribuye de manera significativa al espíritu navideño. El sonido de las canciones típicas de la época, los cascabeles, las risas, las conversaciones largas luego de las cenas son entre las experiencias auditivas que crean ese ambiente mágico de la época.

Vivir al máximo toda esta experiencia es posible gracias a la audición, por eso desde GAES compartimos la siguiente guía sobre cómo influyen los sonidos en el espíritu navideño, con el objetivo de dar a conocer su papel fundamental en la generación de recuerdos y vivencias agradables. Esta capacidad de escuchar, de tal manera de verse inmerso completamente en algo, se conoce como el "efecto cóctel", una capacidad única del ser humano para concentrarse en un discurso específico incluso en entornos ruidosos.

El doctor Edward Chang, profesor adjunto de Neurociencia en la Universidad de California y autor de una investigación destacada en la revista Nature, explica que el 'efecto cóctel' se define como la asombrosa capacidad del ser humano para concentrarse en el discurso de un solo hablante, incluso en medio de una multitud ruidosa y bulliciosa. Esta habilidad única se compone de aspectos tanto psicológicos como neurológicos. A pesar de la cacofonía de sonidos que llega a nuestros oídos, el cerebro procesa la información de manera selectiva, sintonizando un sonido específico, como la voz de una persona, mientras ignora el resto. La dimensión psicológica subraya que este enfoque se dirige a sonidos que deseamos o necesitamos escuchar, dotando de significado a la selección.

A continuación GAES explorará la influencia de los sonidos decembrinos, desde la música navideña hasta el tintineo de las campanas

La música navideña y sus efectos emocionales: La música es un componente esencial para la creación de la atmósfera navideña. Según estudios como el de Särkämö, la música tiene el poder de activar regiones cerebrales asociadas con emociones positivas y nostalgia. Este impacto emocional puede explicar la conexión profunda que las personas sienten con los clásicos villancicos y las interpretaciones modernas durante la temporada navideña.

Una de las revelaciones de la música es que para su efectividad reside en la manera en que manipula los sentido de la expectativa, a menudo operando en un nivel subconsciente. La estructura musical se moldea mediante la interacción de acordes mayores y menores, y en el contexto navideño, el re menor 7 bemol 5 emerge como un acorde particularmente popular. Los acordes menores, con tono nostálgico e incluso lúgubre, generan la anticipación de que algo bueno eventualmente llegará a su fin, contribuyendo así a la construcción de un sólido sentimiento navideño.

Campanas que anuncian la alegría: El sonido de las campanas durante diciembre es un símbolo universal de la temporada navideña. Investigaciones como las de Soto-Faraco, indican que el tintineo de las campanas no solo agrega un elemento festivo, sino que también puede tener un impacto en la percepción del tiempo y la creación de experiencias memorables. Las campanas, al sonar, anuncian la llegada de momentos especiales y generan una anticipación única asociada con la Navidad.

Sonidos naturales y tradicionales: Además de la música y las campanas, los sonidos naturales y tradicionales desempeñan un papel crucial en la construcción del espíritu navideño. Según Axelsson, sonidos como el tintineo de la lluvia y el silbido del viento, no solo contribuyen a la ambientación invernal, sino que también generan un sentido de calidez y cohesión social. Estos sonidos, arraigados en la tradición, añaden capas de significado a la experiencia navideña.

Los sonidos decembrinos no son simplemente ruido de fondo; son una parte integral de la experiencia navideña. Desde la música que eleva nuestras emociones hasta el tintineo de las campanas que nos recuerda la alegría de la temporada, cada sonido contribuye a la creación de recuerdos perdurables. Al sumergirnos en esta sinfonía festiva, permitimos que los sonidos decembrinos nos guíen hacia el corazón cálido y acogedor de la Navidad.

Cabe mencionar que GAES recomienda revisar la audición una vez al año para poder prevenir y detectar posibles casos de pérdida auditiva. Las revisiones son rápidas, sencillas e indoloras y consisten básicamente en una audiometría tonal precedida de una exploración de oídos.

Comunicación de GAES, una marca Amplifon, con el país.
Artículo Anterior Artículo Siguiente