Materias primas frescas del campo, han sido la clave de Productos OLÉ para su alcance nacional e internacional


La preferencia por productos locales que no solo sean de alta calidad, sino que también respeten los valores de sostenibilidad y responsabilidad social, ha ido en aumento. Según Mucho Mejor Ecuador, el elegir productos ecuatorianos aporta al crecimiento económico del país, el cual depende en un 60% del consumo interno.

Con más de 22 años de trayectoria Productos OLÉ ha conquistado el mercado nacional e internacional con una propuesta diferenciadora, visibilizar y resaltar sabores de las materias primas frescas del campo, países como Estados Unidos, España y Australia en los últimos años.

Enmarcados en un propósito genuino que rinde homenaje a la producción ecuatoriana y al sector agrícola, han desarrollado varias propuestas de expansión e inversiones, alcanzando 1,3 millones de dólares invertidos en los últimos años. En la actualidad, el sector alimenticio mantiene varios procesos de industrialización, es así que Productos OLÉ rescata la esencia artesanal, diferenciándose por el uso de materias primas frescas 100% ecuatorianas.

La calidad superior, autenticidad y atención meticulosa a los detalles distinguen a la producción artesanal. La empresa utiliza frutas y verduras que vienen directamente del campo, impactando a más de 280 familias de agricultores por medio de compras directas y condiciones de precio y pago justas. Integra 12 procesos artesanales clave para el sabor y calidad de los productos, como rostizado de vegetales, corte y despulpado del maracuyá o cocinarlos previamente, evitando el uso de aditivos y conservantes innecesarios.

Según Ipsos, los ecuatorianos esperan más de las marcas. Esperan que los hagan sentir seguros y tranquilos usando sus productos. Además, sentir que a través de su marca aporta al crecimiento económico y cultural de la población, esto se refuerza con un estudio realizado en el 2018 por Mucho Mejor Ecuador, que determinó que siete de cada diez ecuatorianos prefieren productos nacionales y de cada diez, ocho sienten seguridad y confianza en ellos.

Conscientes de que los consumidores valoran la autenticidad de los productos que provienen de su propia tierra, OLÉ es parte de un círculo virtuoso que trabaja en estrecha colaboración con agricultores de la Costa, Sierra y Oriente del país, quienes son los principales proveedores de las frutas y verduras.

Pedro Vega, Gerente General de OLÉ destaca que "en Productos OLÉ abrazamos el arte de la producción artesanal, una tradición que da vida a cada producto que creamos. Usando materias primas frescas que seleccionamos directamente del campo, garantizamos un impacto en sabor que es inigualable. Nuestro propósito va incluso más allá: al acercar el campo a la ciudad, no solo brindamos una experiencia auténtica en cada bocado, sino que también apoyamos directamente a sectores vulnerables, reafirmando nuestro compromiso con las comunidades que nos rodean."

De esta forma, la apuesta de OLÉ por la producción artesanal no solo beneficia a los consumidores, sino que también contribuye al desarrollo de las comunidades locales y a la economía del país. La compañía ratifica su compromiso de mantener sus raíces y valores intactos, operando bajo el compromiso de ser un agente de cambio positivo para sus trabajadores, agricultores y clientes.

Artículo Anterior Artículo Siguiente